Caracas, Venezuela. 24 abril 2016

Lesley Gracie; un genio de los licores irrumpe en el mundo


Lesley Gracie, maestra destiladora de Hendrick’s, la ginebra más particular e inusual, nos habla de sus experiencias.


Graduada de químico en la Universidad de Hull, en Yorkshire, trabajó como farmacéutica durante 12 años, hasta que aplicó para una vacante de químico en la destilería. Allí comenzó su camino Transcurre el año 1955, y en medio de una Inglaterra peculiar, nace Lesley Gracie, quien es la maestra destiladora de la ginebra Hendrick’s. Desde una edad muy temprana, queda fascinada por el CURIOSO MUNDO DE LA BOTÁNICA, los sabores y los caballos (aunque estos no guardan relación alguna con la ginebra que llegaría a crear, pero los hechos son los hechos). A los 4 años, comenzó a servir a su familia, tés derivados de distintas plantas y ramitas. Afortunadamente, SU familia sobrevive, no sólo a este, sino a incontables experimentos.

Años más tarde, comienza la aventura. El señor Charles Gordon, bisnieto de William Grant, el fundador de las destilerías de William Grant & Sons, recluta a Lesley Gracie en medio de una EXCÉNTRICA BÚSQUEDA, y en un intento por inventar un elixir particular, con sus muy diferentes y antiguos alambiques.

Finalmente, en 1999 el señor Gordon y la señora Gracie consiguen crear “algo delicioso y realmente peculiar” utilizando DOS alambiques: el Carter-Head y el Bennet, combinados con una EXTRAÑA SINFONÍA DE ELEMENTOS BOTÁNICOS avivados por la curiosa infusión de ROSA y PEPINO. Contra todo pronóstico, consiguen una extraña perfección que se da a conocer como HENDRICK’S GIN. Inmediatamente al ser lanzado, esta mezcla de vanguardia le robó el corazón a la mayoría de los bebedores de Ginebra, ofreciendo un sabor como ninguna otra ginebra.

Trabajar en un ambiente dominado por el ámbito masculino en la destilería en Girvan, un pequeño pueblo en la esquina suroeste de Escocia, no ha sido un problema. Ella es una verdadera autoridad en la industria, con una nariz que ha sido calificada como uno de la más finas (forma parte del panel de jueces internacional Spirits Challenge), razón por la cual también dirige el equipo de nuevo desarrollo líquido dentro de la empresa. Sin embargo, su corazón se encuentra en el Palacio de la ginebra HENDRICK’S.

La mujer detrás de la ginebra Hendrick’s o la ginebra en manos de una mujer


Su trabajo es uno de los más particulares del mundo. ¿Cómo podría describirlo? 

Llevo 27 años trabajando para la compañía, y me dedico a investigar nuevos sabores y combinaciones de sabores, lo cual es toda una aventura. Nunca se puede estar seguro de cómo resultará, y eso es realmente emocionante. Al principio comencé en la categoría whisky, pero cuando la empresa comenzó a trabajar sobre Hendrick’s, me cambié a la destilación de la ginebra. Lo encuentro mucho más divertido, pues se puede usar todo tipo de extractos botánicos.

Cuando comenzó el proyecto de Hendrick’s, ¿tenía idea del tipo de ginebra que quería crear?

Sabíamos que queríamos un sabor peculiar, con fortaleza y al mismo tiempo especial, queríamos algo totalmente diferente de lo que se producía globalmente en ese momento, pero que fuera reconocible como ginebra.

¿Qué es lo que más le gusta de fabricar ginebra?

Realmente disfruto todo el proceso, desde monitorear la materia prima y asegurar que cumpla con nuestras especificaciones, a través de los diferentes niveles de la producción, hasta el producto finalizado. Trabajar para una empresa familiar te da la habilidad de investigar nuevos elementos naturales y sabores, para entender su particular química. ¿Desde el punto de vista del sabor, qué considera que hace a Hendrick’s realmente única?

Nuestra bebida revolucionó el mundo de la ginebra cuando salió al mercado en el año 2000. La combinación de dos estilos de destilación y su receta de elementos naturales, donde entran el pepino y las rosas, garantiza un sabor balanceado y totalmente reconocible. Hay que dejar que el producto hable por sí mismo.

¿Cómo percibe usted el crecimiento de la marca y la preferencia del público ante Hendrick’s?

La marca se convierte en la botella, el equipo de Marketing ha sido genial. Al principio, me parecía un poco extraña y descabellada la idea de escoger una botella que hasta puede parecer incómoda y tan diferente al resto de las bebidas alcohólicas. Hoy en día, este estilo vintage que domina la comunicación y todo el marketing, se puede considerar que es de avanzada, innovador.

Con el éxito que ha tenido la marca, ¿le preocupa tener que aumentar la producción? ¿Tienen planes para enfrentar el crecimiento?

Hemos realizado una copia exacta de nuestro alambique Bennett de 1860, al cual llamamos Carrick. Con él, podemos destilar un producto idéntico al que hacemos en el Bennett original. Estamos preparados para el crecimiento natural que experimentaremos mientras más personas descubran nuestro delicioso y particular elixir.

Desde el punto de vista creativo, ¿ha podido hacer todo lo que ha querido o tiene algunas ideas para hacer otras ginebras que le gustaría probar?

Siempre hay nuevas cosas que probar. Nuestra expedición al bosque nublado venezolano me inspiró a probar muchas cosas diferentes. Siembre buscamos plantas con sabores particulares. Los elementos botánicos que luchan en ambientes complicados, frecuentemente proporcionan sabores muy interesantes. El laboratorio siempre tiene alguna nueva y extraña planta esperándonos para que probemos cómo huele, cómo sabe y cómo puede contribuir a crear nuevos sabores.

En Venezuela descubrió la llamada “cola de escorpión”, de la cual destiló su esencia y fue incluida en una edición limitada de la afamada ginebra, llamada Kanaracuni, de solo 560 botellas.

¿Cómo supo que este nuevo elemento funcionaría tan bien en la fórmula original?

El sabor de la cola de escorpión es realmente difícil de describir, ya que no sabe a nada que haya probado antes. Su intrincado y único sabor le va muy bien a Hendrick’s y le ha encantado a los amigos de la marca.

Considerando que usted ha sido clave para la creación de una ginebra tan icónica, ¿alguna vez ha pensado sobre su legado?

Yo disfruto profundamente mi trabajo y la flexibilidad que tengo para experimentar con nuevos ingredientes y recetas. Supongo que ese disfrute del trabajo en sí mismo y la emoción de lo incierto, es por lo que quiero ser recordada.

¿Cuál es su manera favorita de disfrutar su elixir de pepino y rosas?

Para mí, el más clásico es el Hendrick’s & Tonic, servido en un vaso con hielo, agua tónica y una rodaja de pepino en lugar de limón o ralladura de limón. Me encanta sustituir el agua tónica por agua de saúco; es realmente muy refrescante.



Continuamente, la maestra destiladora sigue experimentando con ingredientes maravillosos que excitarán y encantarán papilas gustativas. También realiza viajes para descubrir sabores nuevos, raros y deliciosos para destilar y beber.

El extraño proceso de destilación de Hendrick’s se describe de manera inusual en el website es.hendricksgin.com. Gracie es uno de los únicas cuatro personas en el mundo que conocen la receta específica de la ginebra Hendrick’s.


via: Redacción