Caracas, Venezuela. 03 octubre 2016

Un placer culposo, el chocolate venezolano


Una breve reseña sobre el internacionalmente famoso cacao venezolano y algo más sobre el chocolate.


El pasado 1 de octubre, se celebró por segunda vez el día nacional del cacao y nos dimos cuenta que nuestros lectores son amantes del llamado “alimento de los dioses”, mejor conocido como chocolate. Por eso comenzamos a investigar qué hay de rico por allí con este delicioso ingrediente/producto, para recomendarles.

Como el tema y las iniciativas son sumamente amplias, decidimos hacer un espacio dedicado a este tema. Está al tanto de nuestras publicaciones, visita y comparte tu experiencia para saber si estás de acuerdo con nosotros o no.

Un placer para la vista, el olfato, el gusto y el tacto.


Seguramente escondidos, o en público, lo hemos comido. Tristes, felices, con hambre, compartido, enamorados, en cualquier lugar y de distintas maneras. De sólo pensar en él, se nos hace agua la boca. Nuestras papilas gustativas seguramente han percibido su dulzura, el amargo, la acidez, las notas frutales, terrosas, de nueces y hasta florales, que componen su complejo y único sabor.

El cacao venezolano es un producto con calidad de exportación, hecho en Venezuela.



Nuestra tierra es privilegiada. Por algo Cristóbal Colón la llamó “Tierra de Gracia” (aunque a él no le haya gustado el sabor del cacao). Dautant y Urriola (2014) consideran que esta ventaja se debe a su ubicación, al clima, la biodiversidad y los suelos fértiles. Es en estas tierras donde lo más famosos maestros chocolateros, consideran que se da el cacao de mayor calidad del planeta.

La palabra cacao se piensa que proviene del vocablo maya para nombrar a la planta, ka’kaw.
Ha sido considerado el alimento de los dioses, la fuente de bebida de rituales aborígenes, el deleite de los monarcas y más recientemente, el componente principal de las chucherías y dulces favoritos, afortunadamente más accesible para la mayoría a lo ancho del mundo (Hermé).

Aunque las variedades son muchas, se pueden agrupar en tres grandes tipos: forastero, trinitario y por el que se destaca Venezuela en producir, el criollo. Dentro de este ultimo tipo se encuentran el llamado porcelana y Chuao (Gioffré).

Alejandro de Humboldt consideraba que la tradición de consumir y sembrar el cacao llega a Venezuela por los conquistadores españoles desde México y a partir del siglo XVI la siembra que se daba en Caracas, empieza a expandirse por “zonas como Chuao, Ocumare, Choroní, Caruao, Cata, Tucupido y Río Caribe, entre muchos lugares de Venezuela” (Dautant y Urriola, p.18)
El uso del cacao va desde ingrediente principal para los chocolates, chocolatinas, gastronomía en general, usos medicinales y hasta para el cuidado corporal.

En este espacio nos dedicaremos a compartir nuestras experiencias de manera bien descriptiva de lugares relacionados al cacao, productos, placeres culposos, uso y distintos emprendimientos en el país.


via: Samarith Liz