Caracas, Venezuela. 12 diciembre 2016

TOP 7: Peores Películas de Vampiros


QH2N te trae el TOP 7 de las peores películas de vampiros

Los vampiros han poblado las pesadillas de múltiples culturas alrededor del mundo por generaciones. La naturaleza de estos seres, es la de un depredador que casi siempre se vale de su encanto y sofisticación para obtener su alimento: la sangre de sus indefensas víctimas, pero la literatura, la mitología y el cine también nos han mostrado la faceta de estos habitantes de la noche como una plaga demoníaca, a la que nada le importa la humanidad, condición que se supone ya han abandonado desde hace siglos.

Como mencionamos, sabemos que el Séptimo Arte se ha encargado de llevarnos historias inolvidables, las cuales han contribuido que estos personajes se fijen de manera indeleble en la memoria de muchos de nosotros. Pero así como hay clásicos que nunca nos cansaremos de ver una y otra vez, existen especímenes que lejos de causarnos miedo y fascinación, lo que probablemente nos provocarían constantes palmeadas de frente, dolor de estómago, e irresistibles ganas de clavar una estaca sin piedad a los artífices de estas blasfemias que reducen a nuestros seres sobrenaturales favoritos a simples burlas.

Pero ya es hora de vengarnos y Quehay2night te trae este Top 7 que recoge buena parte de las peores películas de vampiros de la historia, aprovechando el auge entre las nuevas generaciones que ha tenido el género en los últimos años. Lo que sigue no tiene desperdicio. Veamos:

7. Van Helsing (2004)


Si bien este primer insulto no es una película de vampiros en el sentido estricto del término, sino que tenía como objeto relanzar a varios monstruos clásicos del cine, ésta nos presenta a un Dracula con ínfulas de modelo, el cual no halla qué hacer con el bendito mechón de cabello que le cae en la frente en lugar de ofrecer algo de dignidad al papel del magnífico personaje que la desgracia le puso a este actor, quien nos ofrece una agotadora y obstinante interpretación, enmarcada en efectos especiales realmente malos, encerrados a su vez en una película aburrida, vacía, pretenciosa y absolutamente olvidable que nos deja un muy mal sabor de boca. Como dato adicional, los realizadores, confiados en el éxito de este filme, planearon también hacer una serie que se llamaría “Transilvania”, la cual iba a continuar las aventuras de Van Helsing, y que sería rodada en las mismas locaciones y sets. Lo que por supuesto no ocurrió debido a su fracaso en la taquilla.

peliculas de vampiros malas


6. Embrace of the Vampire (1994)


Aunque en este filme la hermosa Alyssa Milano ofrece al público masculino una buena dosis de sus también hermosos atributos, el problema es que, siendo esta una historia de vampiros, lo mencionado se repite tanto hasta perder por completo el sentido, llegando un momento que nos hace creer que la trama gira en torno a las lolas de Alyssa. Además, las pobres actuaciones que se desenvuelven en una historia sosa y aburrida, plagada de lugares comunes, la reducen a una simple película de soft porno noventera para los adolescentes de esa época ¡Ya lo vimos todo! Lectores quesudos googleando imágenes de Embrace of The Vampire en 3, 2, 1… 


5. Un Vampiro Suelto en Brooklyn (1995)


Realmente no sabemos en qué estaba pensando el gran Wes Craven cuando concibió este ejemplo de todo lo que NO se debe hacer en una película de vampiros. Lo mencionado empieza por el hecho de haber seleccionado a Eddie Murphy, en su peor momento, para protagonizarla. Lo que siguió fue una película cargada de chistes malos, secuencias que parecen sacadas de algún mal videoclip de baile de los noventa, además de la desesperante expectativa que en algún momento pase algo realmente interesante, lo cual nunca ocurre, sino que nos sumerge en un mundo de incoherencias y ladilla.


cual es la peor pelicula de vampiros

4. Dracula (1979)


Unos la consideran un clásico, pero a decir verdad este espécimen setentoso protagonizado por Frank Langella, nos muestra un Dracula que resulta obstinante con una forzada y agotadora sensualidad, desluciendo al personaje además de hacerlo muy poco creíble. Los demás actores hacen alarde de una desesperante flema inglesa que no hace sino arrancar continuos bostezos. Lejos de ser medianamente ambiciosa, nos presenta la historia como una tediosa obra de teatro en vez de una película como tal. Solo pueden haber tres palabras que la describen correctamente: aburrida, aburrida y aburrida, además de ser cursi a más no poder. 


3. Dracula Untold (2014)


Se suponía que este film nos presentaría la historia de Vlad El Empalador, el célebre déspota y gobernante rumano en el que se inspiró Bram Stoker para crear a su inmortal personaje. Si leemos la historia de Vlad y sus atrocidades, la verdad dista mucho del amoroso padre de familia y amistoso individuo que vemos en la película. Su transformación en vampiro ocurre luego de que éste incompresiblemente casi obliga a uno de estos seres a volverlo uno de los suyos. Luego que esto ocurre sus habilidades en las batallas aumentan de una manera tan risible que solo puede ser comparada con Super Mario cuando éste toma uno de los hongos grandes que lo vuelven más rápido e invulnerable. Lástima que nuestras expectativas fueron asesinadas al ver a un actor con reminiscencias de Orlando Bloom y John Snow protagonizando una producción realmente mala y pretenciosa. 


2. Blade Trinity (2004)


El desperdiciar valiosos minutos de nuestras vidas (los cuales nunca vamos a recuperar) viendo esta película protagonizada (otra vez) por Wesley Snipes, nos obliga a hacernos la siguiente pregunta: ¿Qué demonios es esto? Nos encontramos con una cinta a la que resulta casi imposible encontrarle algún sentido. Quien es lo suficientemente valiente para aguantar sus dos horas, terminará con mareos intensos (y posibles ganas de vomitar) debido a la abrumadora carga de efectos especiales y acción sin sentido a la que son sometidos los espectadores. Definitivamente un film que debe ser archivado en una profunda bóveda subterránea y olvidado allí por siempre. 


1. Twilight (todas)


Sí, no podía ser otra. Sabemos que no nos ganaremos la simpatía de algunos por hacer que esta serie de películas presida el presente Top. Pero, pongámonos la mano en el corazón y aclaremos algunas razones del porque se ganó el número uno: Como ya lo dijimos al principio, los vampiros son depredadores sobrenaturales de naturaleza demoniaca, los cuales se alimentan de LA SANGRE DE SUS VÍCTIMAS, entonces, ¿acaso se justifica que uno de ellos sienta un irresistible impulso de enamorarse de su comida? Además, dicha comida se trata de una chica emo con la expresividad de Steven Seagal, la cual no termina de decidir si acostarse con un tipo que se supone debía haber muerto hace cientos de años o con un perro.

Pero quizá la grandiosa blasfemia que convirtió Twilight en una leyenda de las películas malas de vampiros fue el momento cuando el paliducho y anoréxico Edward empieza a brillar de una manera infame a la luz del sol (WTF? ¿No se supone que los vampiros mueren achicharrados si los sorprende un día asoleado?) De paso, ¿Qué se supone que es un vampiro vegetariano? Esa es la pregunta que nos hacemos luego de ver que la sangre brilla por su ausencia. El hecho que Twilight se convirtiera en un éxito de taquilla es algo que sencillamente nos resulta inexplicable (como diría Don Quijote “Cosas Vieres Sancho…”) Esos y muchos otros elementos que por cuestiones de espacio no mencionaremos hacen que esta “saga” se merezca con creces el primer lugar indiscutible de este Top.

A pesar de todo lo anterior, seguramente hemos dejado por fuera algunas otras películas que puedan merecer su lugar entre las que nombramos. Si es así, queremos saber su opinión. Hasta la próxima. 

peliculas de vampiros muy mala countdown



Vía: Nick Totem


Publicar un comentario