Nos ponemos creativos?



25 mayo 2017

TOP 7: Películas tan malas que son buenas

Películas que no le cuentas a nadie que ves, pero si la están dando en TV no la quitas y te la calas con gusto

Todos tenemos algún placer culposo que no le revelamos a muchos, bien sea porque podemos tener una reputación que nos precede, o bien para guardar ciertas apariencias; desde aquellos que se llaman amantes a ultranza del Black Metal y los otros géneros más duros del Rock, pero en la soledad de su habitación o en sus Ipods escuchan con devoción a Shakira y a Demi Lovato, o aquellas señoras encopetadas de alta sociedad, que derrochan clase y elegancia a donde quiera que van, pero igual jamás le dicen no a un buen plato de caraotas negras con espaguetis, pasando también por los aquellos súper machos, que a pesar de ser unos verdaderos sacos de testosterona, a escondidas nunca se pierden “¿Quién Tiene La Razón?”, además de tener bien guardadas todas las temporadas de “The Nanny” y “Desperate Housewives” en BluRay. Entre los cinéfilos suele pasar lo mismo, hay películas que han sido consideradas (y con razón) como verdaderas bazofias por la crítica especializada, pero que a muchos de nosotros nos parecen obras maestras que vemos una y otra vez, aunque delante de los demás las critiquemos sin piedad porque simplemente nos da pena admitir que nos gustan. En esta oportunidad les traemos siete de esas obras que pasaron del cesto de basura de Hollywood directamente a nuestros corazones. Veamos:


7. Capitán America (1990)


Este querido espécimen no tiene desperdicio. Es patética de principio a fin, a pesar de ser el primer intento desde los años 70 de llevar a las pantallas a superhéroes de Marvel. Tiene una particularidad que al verla, a pesar la gama de blasfemias hacia tan célebre personaje, uno no puede despegar los ojos de esa producción de tan bajísimo presupuesto. La permanente cara de asustado del protagonista es sólo el marco de tan balurda adaptación, donde el villano, Red Skull, lejos de ser el poderoso y maquiavélico genio del mal que nos muestran los comics, aqui es sólo un vulgar mafioso con un muy mal maquillaje e inflado ego, además de ser sencillamente insoportable. Del mismo modo no nos explicamos cómo ese individuo pudo tener una hija tan atractiva, la cual también encabeza un comando de súper modelos (¿?) que trata de matar al Capitán. Tampoco entendemos por qué prácticamente toda la acción transcurre en Italia (¿?) (Aló, la pelicula se llama Capitán A-ME-RI-CA!!! ¿Qué más hay que entender?). Este film resultó tan poco atractivo para las salas de cine, que pasó directamente a ser distribuido en formato home video. Como datos curiosos tenemos que el Capi es interpretado por Matt Salinger, hijo del escritor J.D. Salinger, autor de “El Guardián Entre El Centeno”, libro que ha influenciado mucho a grupos violentos de extrema derecha en Estados Unidos. Además el traje del héroe está bastante fiel al comic clásico de la Silver Age de Marvel, a pesar de su notoria mala calidad. Es una buena película para ver mientras esperamos turno para el odontólogo, el mecánico o realizar algún trámite engorroso.


6. Comando (1985)


Sí, admitámoslo, es mala, muy mala, aunque muuuuy emocionante. Este monolito sagrado de las películas clásicas de acción, protagonizada por nuestro entrañable Arnoldo Chuarcheneger, tiene todo para ser considerada como un errático desfile de malos contenidos y lugares comunes. Como recordaremos, el secuestro por parte de un grupo extremista de la hija del mayor John Matrix (interpretada por una muy joven Alyssa Milano) para chantajearlo, desata la furia de esta invencible máquina de matar, quien luego de saquear por sí solo una tienda deportiva, en la cual convenientemente vendían hasta un lanzacohetes y demás armamento de guerra, se dirige a la isla donde tenían retenida a la muchacha, y allí, él solito causa la destrucción total de cientos y cientos de enemigos, para al final rescatar a su retoño sana y salva. Este film cuenta con uno de los errores más famosos de la historia del cine, en el cual Matrix persigue el automóvil de un esbirro que puede darle información sobre su hija, por lo que para detenerlo empuja durante un buen trecho su vehículo en marcha contra el del mencionado individuo hacia un muro de contención, haciendo que las chispas vuelen. Al detenerlo y obligarlo a confesar, podemos ver que el carro del malo está “mágicamente” en perfectas condiciones a pesar de haber ido rozado dicho muro todo ese rato. Esta era de las infaltables peliculas de los domingos de nuestra niñez, que hacía que al regresar al colegio el lunes siguiente la frase repetida por todos era: “¡Date un baño de vapor Bennet!”. A pesar de todo, sencillamente amamos esta inolvidable mala película…



5. Flash Gordon (1980)


Hasta ahora ha sido el único intento de llevar a este popular personaje de comics de los años 30-40 al cine. Lo que se creía destinado a ser todo un Blockbuster, se convirtió en un fracaso comercial en todos los aspectos, quizá debido a la asfixiante teatralidad de los papeles, terribles efectos especiales, feos vestuarios y un simplón argumento desarrollado en escenas hilarantes y a veces sin ningún sentido. Pero quizá lo que más destaca de esta producción, y que hizo que no fuera arrojada sin remedio al pozo del olvido, fue su soundtrack compuesto e interpretado por la banda británica Queen, el cual, como un irónico contraste, se convirtió en un magnífico clásico, sobre todo el tema principal Flash. Como dato curioso, tenemos que George Lucas, antes de concebir Star Wars, quiso llevar a la pantalla las aventuras de este héroe, pero el productor Dino De Laurentis, quien poseía los derechos, se negó a cedérselos, cosa que llevó a Lucas a crear su propia Space Opera (y lo demás es historia...) Además, si le echamos un vistazo al seriado original de Flash Gordon de 1936 (está en youtube), podremos ver de dónde George obtuvo la idea de las icónicas letras flotantes que abren cada episodio de su saga. Hoy en día el film cuenta con cientos de fans alrededor del mundo que lo han elevado al estatus de película de culto. Inclusive en 2015 salió al mercado una colección de espectaculares figuras de acción de los personajes. Además, el protagonista, Sam J. Jones, hizo una simpática aparición en Ted (2012) donde abundaron las referencias a su papel de Flash.


4. Zoolander (2001)


Derek Zoolander (Ben Stiller) a pesar de ser un cabeza hueca, es uno de los modelos masculinos más influyentes en el mundo de la moda. Por ello, Jacobim Mugatu (Will Farrell), el diseñador de moda más reconocido en ese entonces, le hará un lavado de cerebro para que asesine al Primer Ministro de Malasia, quién pone muchas trabas a Mugatu en sus procesos de fabricación. Zoolander y Matilda Jeffries (Christine Taylor), una reportera del Times, tendrán que impedir que eso ocurra, Por si fuera poco, aparece Hansel (Owen Wilson), el archienemigo de Zoolander, quien completa la dupla de idiotas que quedan envueltos en situaciones totalmente absurdas, al igual que el argumento. El tipo humor que se emplea en esta película demuestra que el mismo aun conserva algo de magia, la cual no nos dejará indiferentes, a pesar que debamos admitir, con el corazón en la mano, que el film adolece de todo lo que hace que una película pueda ganar un Premio de la Academia. Cuenta con una segunda parte que reune de nuevo a Stiller y Wilson en los mismos roles. Ya dijimos que no es para nada una obra maestra (por eso está en este top) y está llena de escenas que nos harán palmearnos la frente varias veces, pero al menos de seguro nos arrancará aunque sea una sonrisa.


3. Plan 9 del Espacio Exterior (Plan 9 From Outer Space) (realizada en 1956, estrenada en 1959)


Todo académico del 7mo Arte les dirá que esta se considera como la peor película jamás realizada. Un argumento terrible, terribles “efectos especiales”, errores de continuidad a montones, actuaciones pésimas, escenarios patéticos y pare Ud. de contar. Esta joya dirigida por el notorio Edward D. Wood Jr. Trata de unos extraterrestres ponen en marcha “el Plan 9” para convertir cadáveres en zombis asesinos. La razón es que los humanos ponen en peligro el equilibrio de la galaxia con sus invenciones bélicas, concretamente con la bomba atómica y la "solaronita", un explosivo todavía no inventado que destruirá el sol y el resto de la galaxia. Este film es destacable porque contó con la última aparición del actor de origen húngaro Bela Lugosi, famoso por su interpretación de Drácula en la película homónima de 1931, por la que se convirtió en una celebridad mundial. Pero su carrera había terminado tristemente debido a su adicción a la morfina, cosa que no le importó a Ed, quien se sentía halagado por contar con la decadente estrella en su película, pero Bela falleció antes que finalizara el rodaje, por lo que Wood disfrazó a otro actor (quien realidad era el dentista de su esposa) para suplirlo. Como dijimos, Plan 9 del Espacio Exterior está tan llena de errores y gazapos que la hacen extremadamente entretenida. Entre muchos otros podemos ver:
-Platillos voladores a los que descaradamente se le notan los hilos
-Extraterrestres vestidos con lo que parecen ser los atuendos sobrantes de alguna película sobre la época medieval
-La inexplicable aparición de Bela Lugosi como Drácula (¿?)
-La escena de la cabina de un avión, la cual se nota a leguas que fue rodada en la sala de una casa, además los mandos del aparato se ven que fueron hechos de madera
-El cementerio de lápidas de cartón
-La burlesca actuación de los policías investigando los crímenes de los zombis. De hecho, todas las actuaciones en general son desatrosas.
-El uso indiscriminado de footage tomado de peliculas de guerra para recrear la supuesta invasión alien a la tierra.
Ha sido tan notoria la influencia de este film, que en 1994 Tim Burton dirigió “Ed Wood” protagonizada por Johnny Depp, película que retrata la carrera de este director y recrea por todo lo que tuvo que pasar para poder realizar Plan 9. Martin Landau recibió un Oscar gracias a su maravillosa actuación como el sufrido y acabado Lugosi. Wood dirigió tambien peliculas igualmente patéticas tales como “Glen or Glenda” (1953) y “Bride of the Monster” (1956) las cuales tambien se consideran de culto entre sus seguidores.


2. ¿Y Dónde están las Rubias? (White Chicks Black Asses) (2004)


El supervisor del FBI, Elliott Gordon (Frankie Faison), les da a los dos agentes la última oportunidad de permanecer en el FBI (Shawn Wayans y Marlon Wayans) dándoles el deber de proteger a las multimillonarias e insoportables gemelas herederas de una línea de cruceros, Brittany y Tiffany Wilson, que están llegando a la ciudad para un concurso de belleza, a partir de una trama de secuestro. Cuando las hermanas Wilson reciben cortes faciales menores en un accidente de carro, se niegan a dejar el hotel. Kevin y Marcus se disfrazan de hermanas Wilson para salvar sus trabajos. Por supuesto que nadie en la vida real se va a tragar que dos afroamericanos con prótesis faciales y pelucas realmente sean las dos rubias socialités a las que pretenden suplir, pero esto da lugar a una serie de situaciones absurdas las cuales hacen reir sin remedio a quien se le ocurra ver a esta joyita de la comedia. No importa lo que pase, a pesar de los múltiples fallos en su argumento, la diversión está garantizada, Sobre todo en la escena donde vemos a Latrell (Terry Crews) cantando “A Thousand Miles” la cual no tiene precio. Este film no se ganó ningún Oscar, pero los dos morenos protagonistas hicieron que ganara el derecho a que lo veamos una y otra vez.

1. Rescate en el Barrio Chino (Big Truble in Little China) (1986)


No podemos terminar el presente top sin referirnos a este querido clásico ochentero. Jack Burton (Kurt Russell) es un camionero fanfarrón que se gana la vida transportando mercancías a Chinatown. En una de sus entregas, gracias a una apuesta, le gana una gran cantidad de dinero a Wang Chi (Dennis Dun). Este le convence para que le lleve al aeropuerto a recoger a su prometida Miao Yin, tras lo cual le entregará el dinero que le debe. Cuando Miao Yin es secuestrada por unos gángsters chinos, Jack se verá envuelto en una gran aventura para rescatarla, entrando así en Chinatown con su camión donde, por casualidad, él y Wang Chi se hallan en medio del funeral del jefe de una de las familias más importantes del lugar y comienza una batalla campal entre dos clanes rivales. Todo se complica con la llegada de tres seres sobrenaturales apodados las "Tormenta" que comienzan a asesinar a todo el que encuentran. Burton y su amigo Wang Chi huyen y tienen un breve encuentro con el Amo de las Tormentas: se trata de Lo Pan, condenado a la vida eterna y que busca volver a la vida mediante el sacrificio de una mujer muy especial (una china de ojos verdes) que resulta ser la prometida de este último. Esta peli está cargada de situaciones absolutamente extrañas y absurdas, además de contar con efectos especiales muy buenos para su época. Cada personaje encaja muy bien en la alocada trama, sobre todo el villano principal Lo Pan. Quizá la escena más desternillante del film es aquella donde uno de los dioses de la tormenta, luego de ver que ha fallado miserablemente, termina con un ataque de ira que lo va inflando más y más hasta el punto en que explota en pedazos. Fue un fracaso rotundo en taquilla, pero por cosas del destino, se convirtió en un film muy popular luego de su lanzamiento en video y de ser transmitida en la televisión. Rescate en el Barrio Chino puede ser considerada como la madre de las películas cotuferas de los domingos, con la cual nunca esperaremos reflexionar sobre la vida, ni exprimirnos los sesos con metáforas filosóficas, solo acción y ya...



¿Cúal otra pelicula creen ustedes que debería estar en esta lista? Queremos leer sus comentarios Hasta la próxima...


Vía: Nick Totem


No hay comentarios:

Publicar un comentario