QH2N: Caracas Venezuela Panama: Guía de eventos, rumbas, farándula, moda, gastronomía, restaurantes, hoteles, conciertos, noticias, cine, teatro y actividades culturales que hacer hoy 2night.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Tabúes sexuales ¿Te gustan mayorcitos?





Cuando la edad no es una barrera 

Sobre el amor han escrito muchos, poetas, filósofos, cantantes y cualquiera que lo haya saboreado o padecido, en todo caso, Zygmunt Bauman nos explica que “en todo amor hay por lo menos dos seres, y cada uno de ellos es la gran incógnita de la ecuación del otro. Eso es lo que hace que el amor parezca un capricho del destino, ese inquietante y misterioso futuro, imposible de prever, de prevenir o conjurar, de apresurar o detener. Amar significa abrirle la puerta a ese destino, a la más sublime de las condiciones humanas en la que el miedo se funde con el gozo en una aleación indisoluble, cuyos elementos ya no pueden separarse. Abrirse a ese destino significa, en última instancia, dar libertad al ser: esa libertad que está encarnada en el Otro, el compañero en el amor” Platón por su parte no hablaba de tener un amor inalcanzable, sino en amar las formas o ideas eternas, inteligibles, y perfectas., podemos seguir buscando conceptos de amor y en ningún lado conseguiremos que como condicionante para que dos personas se amen tienen que ser coetáneos.




Sin embargo, la psicología intenta explicar ¿Cómo es posible que un hombre mayor y una mujer joven se enamoren? Comienzan diciendo que este tipo de relaciones tienen que ver con necesidades psicológicas no resueltas, y que lo fundamental no va ligado al físico, sino a la personalidad, la sabiduría y al poder que simbolizan una persona con experiencia. Por otro lado, están también, las mujeres que buscan una estabilidad económica ¡Gracias Hugh Hefner y Becky G por hacernos creer que las mujeres somos así! Existen muchos mitos alrededor de las relaciones de edades disparejas que si él sufre de Síndrome de Peter Pan y se niega a envejecer, que si ella sólo quiere estabilidad económica, que no hay atracción física sólo admiración y que el sexo no es tan importante ya que él no rinde como lo haría un coetáneo de ella (la verdad, es que esto no siempre es cierto) en la vida te los consigues aquellos que encuentran en su pareja más joven la oportunidad de descubrir nuevas cosas que escapan de su experiencia y que a ella seguramente le salen natural. Lo de ser una mantenida, bueno, para ello siempre existirán especímenes, pero también estamos en el siglo XXI, mujer independiente y autosuficiente ¿O creen que la Mariaca Semprún está con Leonardo Padrón para que él la mantenga? En toda relación debe haber admiración mutua, pero sí, es cierto que una persona que sepa de muchas cosas que tú no, genera admiración y por eso una siempre termina por tener de crush a sus profesores. Cuando la relación se basa sólo en esta característica la desilusión viene pronto y con su llegada se va “el amor”, y el sexo (al sexo le vamos a dedicar un párrafo entero).



Un hombre mayor puede convertirse fácilmente en un dios del sexo, ese que llevas tiempo buscando. La vida sexual en pareja con un hombre mayor es de lo más enriquecedora porque tiene muchas vivencias acumuladas. Los secretos del sexo los tiene el que los ha buscado durante toda una vida. Pero como en toda relación, es importante aprender a satisfacer sexualmente al otro siguiendo sus esquemas, su ritmo, y sus preferencias, alternando los estilos y las concesiones. En mi caso particular, tener relaciones con un hombre mucho mayor que yo ha sido todo un gran descubrimiento, de nuevas sensaciones, nuevas emociones, nuevas posiciones (en las que exploto con el orgasmo). Él dedica un tiempo maravilloso en el juego previo cuando tiene que hacerlo y comienza mucho antes de la primera caricia o beso. La sonrisa dispuesta, los gestos, las atenciones constantes y algo muy importante, la suave y entretenida conversación que irá venciendo cada uno de tus débiles escollos.



Es increíble, porque un hombre mayor que tú sabe muchos detalles de ti, aunque nunca se los hayas mostrado. Puede intuir, por su experiencia, qué cosas son las que pueden conmover tus sentidos. Respeta tu cuerpo, pero no te hará preguntas. Simplemente lo tomarán sabiendo que tú, sin decir una sola palabra, apruebas sus caricias. Existe un mito muy extendido con respecto al supuesto escaso rendimiento sexual de los mayores de 50. Es necesario derribar ese condicionante ya que está demostrado que muchos de ellos saben aportar intensidad en el tiempo adecuado. Además, si fuera necesario, los avances farmacéuticos y psicología, permiten devolverle al varón, circunstancialmente disminuido, la autoestima y confianza perdida. Dicen los especialistas y conocedores que el mejor momento de una relación sexual se da al día siguiente, ya en soledad y rememorando cada uno de los momentos vividos. Si en tus labios se extiende una sonrisa, es porque tu hombre la ha provocado, aunque ya no esté presente. También es común escuchar entre hombres, que no hay tal cosa como la disfunción, que en tal caso es necesario el amor y la pasión que despierta una mujer joven.



En fin, que la edad de tu pareja te importa más bien poco. Actualmente, se están rompiendo las fronteras y tabúes de la edad. Ya no hay proyectos generales, no hay predicciones de futuro. Cada persona tiene su propio programa de vida, el mismo que puede tener otra persona 30 años mayor o 30 años menor. Es el aquí, contigo y ahora. Es vivir el hoy y el mañana, y el pasado ya veremos. Esta es la premisa que parece las miles de personas que deciden estar con una pareja que ya ha vivido más que ella o que, por el contrario, le queda mucho por vivir. Es la premisa del poliamor, del sexo libre, del amor entre dos personas del mismo género, de todos los tabúes de los que parece estar deshaciéndose la sociedad.

Y quizá todo sea eso, solo tabúes.



Vía: Curruchá


No hay comentarios:

Publicar un comentario